LOCUTORA: no hay errores de concordancia de género. Es una gracia del escritor.

Varios editores argentinos se han destacado en el mundo de lengua castellana.
Pensamos en Orfila Reynal, en Boris Spivakov, en Jorge Álvarez...
Una escuela que nos permite cada año sentirnos orgullosos de celebrar la profesión.

Este Año hemos elegido a un editor comprometido y audaz.
Su producción se destaca por el compromiso con la realidad.
Revisando su catálogo comprobamos su preocupación por la ecología, la ciencia, la tolerancia, la libertad de expresión, los derechos humanos, la memoria, la justicia.
Cada uno de sus libros encierra una apuesta más o menos evidente de contribuir, de alguna manera, a un mundo mejor.

Y afortunadamente no son pocos los lectores que se han identificado con propuestas tan nobles, con lo que, en pocos años, ha construido un corpus editorial con peso propio.

Abrimos sus libros y vemos una hoja de guarda, un ex-libris, una tipografía especialmente escogida, un papel especial.
Todos pequeños gestos que nos recuerdan el amor que sentimos por los libros de papel y que nos posibilitan a los libreros que nuestra tarea sea mas satisfactoria desde lo intelectual y mas exitosa en lo comercial.

Se trata, además, de un editor joven, que ha comenzado su proyecto hace pocos años.
Un editor que trabaja artesanalmente, cuidando cada uno de sus proyectos, así como a sus autores y la relación con los libreros.
Y que mantiene además una excelente y proactiva relación con sus colegas.

Un editor que tiene el mérito de haber construido una propuesta original, reinventando un espacio que estaba desatendido para los periodistas, los investigadores y para determinado tipo de literatura de calidad.
Un editor con principio de realidad, ya que lleva todo su proyecto desde su propia casa. Una casa que abre generosamente para reunir a libreros, editores y periodistas del mundo entero en cada edición de esta Feria.

Un editor que cuida especialmente cada uno de sus libros, brindándole espacios en la prensa, llevándolos a Ferias internacionales, publicando algunos en distintos formatos o traduciéndolos al inglés, para luego ofrecerlos a los agentes literarios y editores extranjeros....
Muchos de ellos vendidos a otras lenguas. Alguno de ellos fue traducido ya en 12 idiomas!

Hasta el momento hemos hablado de este editor, como un Señor Editor.
Es que lo hemos elegido porque realmente se destaca en su profesión.
Pero ya es hora que nos refiramos a él como lo que realmente es:
Por que no se trata en realidad de un señor editora ni de una señora editor, sino de una bella señora editora.

Y dicho esto último a muchos de Uds. se les habrá hecho, junto con la descripción de sus méritos profesionales, que el editor…,  la editora que hemos elegido en 2010 como EDITOR DEL AÑO es…
Constanza Brunet, de Marea Editorial.